Err

Tu cesta : 0,00 EUR
Tu tienda de squash y racketball

Estiramientos : ¿estáticos o dinámicos?

Que todos conocemos la importancia de calentar nuestros músculos antes de cualquier entrenamiento, ya sea de fuerza o aeróbico, es un dato universal, pero lo cierto es que a veces lo pasamos por alto.

Calentar es muy importante ya que vamos a someter a nuestro cuerpo a un esfuerzo partiendo nuestra musculatura de un estado "frío", lo que puede conllevar, entre otras cosas, a acabar lesionándonos. Hoy os contamos algo más sobre qué hacer, si estiramientos estáticos o dinámicos, y algunos mitos a olvidar.

Qué buscamos con el calentamiento.

El objetivo de calentar previamente a la sesión de entrenamiento, viene determinado por alcanzar índices de movilidad articular (ROM) óptimos, así como una reorganización del colágeno, factores que participarán directamente en la disminución de la probabilidad de sufrir lesiones y, junto con otros factores, determinará la capacidad y eficacia de la posterior práctica deportiva.

Algunos mitos sobre el calentamiento.

Si preguntamos a muchas personas sobre por qué es tan importante el proceso de estiramiento de nuestros músculos, lo primero que nos van a decir es que de ese modo nuestros músculos se alargan preparándose de ese modo para realizar
un trabajo posterior.

La realidad es que la longitud de nuestros músculos no va a cambiar, aunque se use el término estiramiento, porque estos no dependen de la alteración mecánica del tejido, sino del tono neurológico.

Pero existen otras creencias aún más interesantes en cuanto a los estiramientos, como que pueden ser causantes de una disminución del rendimiento, causar las propias lesiones, o incluso, quien afirma que puede retrasar la recuperación muscular.

Para empezar, siempre y cuando los estiramientos se realicen correctamente, pueden disminuir la probabilidad de lesiones y mejorar claramente nuestro rendimiento, aunque existen creencias que afirman que realizar cualquier tipo de estiramientos prolongados conllevan a una disminución en los efectos de los tejidos contráctiles a la hora de trabajar la fuerza. Ojo con este dato, lo importante es elegir el tipo de estiramientos adecuados para la actividad física posterior que
vayamos a realizar, de manera que nos aporte los máximos beneficios posibles.

Y en cuanto a la recuperación muscular, el llevar a cabo una sesión de estiramientos, no sólo no nos va a perjudicar en nuestra recuperación, sino que la va a facilitar la aceleración del proceso.

El estiramiento va a jugar un papel crucial en la recuperación muscular, siendo un vínculo mediador entre la inflamación propia localizada y la cicatrización de los tejidos en el proceso de recuperación beneficiando, además, el flujo sanguíneo hacia los tejidos activos.

Calentamiento ¿estático o dinámico?

No todo los calentamientos son iguales, por un lado tenemos los pasivos, en los cuales la fuerza es externa al segmento que contiene al músculo y el estiramiento de éste se mantiene por un tiempo prolongado sin ningún movimiento ni cambio de posición. Y por otro lado están los dinámicos, donde la fuerza la genera la contracción del músculo antagonista y en los cuales sí que aparecen diversos grados de movimiento, sin que aparezca retención prolongada en ningún momento.

Pero, ¿qué es lo adecuado?

En los últimos tiempos ha habido bastantes detractores del estiramiento pasivo, ya que se ha afirmado que al realizarlos con una larga duración antes de un entrenamiento o competición, podrían conllevar a una reducción de la fuerza, la potencia e incluso velocidad.

Lo cierto es que existe mucha controversia en este tema sin claras evidencias al respecto, claro está, contando siempre con que realizamos los estiramientos de una forma correcta, ya que una mala posición y más durante un estiramiento pasivo prolongado, por supuesto que puede conllevar efectos negativos en nuestro rendimiento, acciones dinámicas y articulaciones.

Por el contrario, sí existen recientes estudios que afirman de un modo claro que los protocolos de estiramientos estáticos de corta duración, inducen a una mejora en el rendimiento, por ejemplo, de la velocidad y agilidad.

Como conclusión personal y a nivel general, lo ideal para realizar un buen calentamiento antes de nuestro entreno es hacer una ronda de estiramientos dinámicos seguidos de un par de rondas de estiramientos estáticos de corta duración, evitando únicamente calentar con estiramientos estáticos.

Con esto, y siguiendo las pautas a tener en cuenta en los estiramientos, estaremos perfectamente preparados para rendir al máximo en nuestro entrenamiento!


Escrito el  25 Sep 2017 16:53 en Artículos Interesantes (Columna de Chimo,...)  -  Enlace permanente

Comentarios

Ningún comentario.

Escribe un comentario

Los comentarios son moderados, serán publicados luego de ser aprobados por el autor.
El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web