Err

Tu tienda de squash y racketball
Blog
Buscar

Entrevistas : Edmon López.

Hoy tenemos el orgullo de entrevistar a Edmon López, recientemente proclamado campeón de España de squash. Tras 16 títulos de Borja Golán, casi consecutivos, el catalán ha conseguido algo que parecía imposible. Le agradecemos mucho el que nos haya concedido esta entrevista.

1. Arrebatarle el título al "Toro de Milladoiro" parecía algo que jamás iba a suceder pero tú has demostrado que con duro trabajo todo es posible. ¿Cómo te sientes, qué te pasa por la cabeza en estos momentos?

En estos momentos me pasan muchas cosas por la cabeza. Han sido muchos años entrenando y sacrificándome para conseguir este título. Detrás de esta victoria hay muchas horas y esfuerzo que han valido la pena y estoy super feliz por conseguir este título por primera vez, es muy especial para mi. Es gracioso porque Borja ganó su primer título cuando yo empecé a coger mi primera raqueta. La verdad que aún me cuesta asimilar hoy lo que he hecho y cuando pienso en el ultimo punto del partido se me pone la piel de gallina.

2. Junto a Cristina Gómez habéis hecho un doblete como jugadores insignia de la marca de Pablo del Río, ¿por qué te decidiste por jugar con Hit?

Bueno Pablo del Rio antes de crear Hit ya me promocionaba y confiaba en mi como jugador con su tienda "Teleraqueta". Una vez creada la marca Hit, me propuso la idea de ser la imagen a nivel estatal y no dude en probar las raquetas y la verdad que ha sido las mejores raquetas que he tenido. Desde que juego con ellas las dejadas me salen mejor jajajaja....

A parte la marca está creciendo y poco a poco va sacando nuevo material. Estoy seguro de que en unos años Hit va a ser una gran marca a nivel nacional e internacional.

3. ¿Nos podrías explicar brevemente tus inicios en este deporte? ¿Cuáles son las personas que más te han marcado?

Mis inicios en el squash fueron en Can Melich y fue gracias a mi madre. A ella le encanta el deporte y en los ratos que ella practicaba deporte me apuntaba a clases de iniciación de pádel, tenis, squash y taekwondo. A veces incluso hacia clases de spinning con mi madre cuando no llegaba ni a los pedales jejeje y con 11 años Oriol Salvià, mi primer entrenador, me aconsejó decidirme por el tenis o el squash porque vio que tenía potencial.

En mi trayectoria deportiva me han marcado muchas personas. Creo que todas han puesto su granito de arena para que esto sea posible. Todos los entrenadores en todos los ámbitos que he tenido a lo largo de mi trayectoria me han ayudado a crecer día a día en mi squash y sobre todo las personas, que a dia de hoy, están apoyándome y confiando en mi.

Pero, en especial, los que han conseguido que siga esta trayectoria han sido mis padres que han creído en mi ilusión por el squash desde los inicios y me han apoyado y ayudado en todo momento

4. Ahora estás entrenando en Barcelona Global Squash (BGS), ¿qué te ha aportado la academia? ¿qué aspectos has trabajado más para ser un jugador más completo?

BGS me ha aportado muchas cosas. Es un proyecto que está encabezado por Víctor Montserrat y Bet Consegal. Me han ayudado a profesionalizarme mucho más y a jugar con otros jugadores de diferentes países. Me ha aportado mucho a nivel físico con los entrenamientos por parte de Bet, ya que desde que estoy trabajando en esta línea he tenido menos lesiones. Y a nivel técnico/táctico he perfeccionado mi squash desde que estoy trabajando con Víctor.

He trabajado mucho en todos los aspecto, no solo en el físico y en la técnica, sino también a nivel mental que es una parte muy importante en el squash y en la competición. Además he cambiado mi dieta con Anna Ventura y ha contribuido a que mi rendimiento en mi día a día sea mejor.

5. ¿Cuáles son tus próximos objetivos a corto plazo?

En dos semanas tengo el mundial individual, que para mi es todo un reto jugarlo. También quiero seguir luchando para seguir subiendo mi ranking PSA. Actualmente tengo como objetivo principal pasar la barrera del top50 y seguiré trabajando duro para conseguirlo.

Como próximos torneos me gustaría entrar en el Gouna y en el 50K de Macau en abril.

6. ¿Tienes expectativas a medio y largo plazo? ¿ En qué estás trabajando? ¿Qué objetivos profesionales tienes en el horizonte?

He conseguido acabar INEF este año mientras he estado compitiendo. A nivel académico tengo como objetivo a medio plazo estudiar ADE para complementar INEF y poder aplicar en un futuro mis conocimientos para promocionar el squash a nivel estatal.

A nivel deportivo quiero seguir mejorando profesionalmente y llegar a ser un jugador top en el squash mundial.

5. Y para finalizar una curiosidad, ¿por qué te apodan "Furius" y quién acuñó ese nombre?

Todo surgió hace unos 5 años aproximadamente cuando estaba entrenando con Víctor y un día me dijo: es que pareces la atracción del Shambala (la de Port Aventura,) ya que era muy irregular en los entrenos. Pero esta tendencia cambió y entonces cuando empecé a ser más constante surgió el apodo de "Furius", de la atracción Furius Baco que es una de las montañas rusas más rápidas del mundo. Y fue por eso que se me quedó este nombre.

Muchísimas gracias por tu tiempo. Tanto Teleraqueta, Hit, Pablo y yo mismo te deseamos un futuro lleno de más éxitos. Una persona humilde, trabajador y cercana como tú se merece lo mejor. Suerte en el futuro!!!!



Escrito el  13 Feb 2019 14:39 en Entrevistas  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

G-evolution : quinta parte.

Existe muchísima información sobre la ciencia del deporte, la mayoría de las cuales sobrepasan la cabeza de este viejo entrenador de squash. Tuve que leerlo hasta tres veces con la esperanza de entender todos los conceptos.

Los más destacados fueron las "restricciones" y el "caos".

El caos me llamó la atención porque es una palabra que describe muchas situaciones y momentos de squash con los que estoy muy familiarizado.

Una vez que entendí el concepto comencé a ver que hay diferentes tipos de caos,  positivos y negativos o limitantes. La palabra en sí tiene connotaciones negativas, aunque cuando algo es caótico, a menudo se ve que se mueve a gran velocidad en esa delgada línea que separa el éxito del desastre. Esto describe muchos momentos en el squash ...

Por otro lado, según los científicos deportivos, el caos (ruido) es necesario para el cambio y, en el lenguaje científico, es muy complejo y detallado. Aquí compartiré algunas ideas basadas en experiencias reales con diferentes jugadores (hombres y mujeres de diferentes edades). Tengan en cuenta que son observaciones de ocurrencias que se repiten en la mayoría de los jugadores a medida que evolucionan.

¿Cómo creamos caos en nuestros oponentes sin perder nuestra propia compostura?

Con el objetivo de mejorar la tasa de retención de nuevas habilidades comencé con la connotación negativa de caos. Mi primer objetivo fue ver qué pasaba si lo evitábamos o al menos lo reducíamos al mínimo en el entrenamiento. Tengan en cuenta que en esta fase mi comprensión del caos se limitó a ver esos momentos en que "lo perdemos".

Por ejemplo no golpear la pelota limpiamente, no tener el espacio correcto entre el jugador y la pelota, llegar a la pelota en una mala posición, o sentirse incómodo y sin ritmo.

Mi razonamiento fue que cuando estás en este estado debe ser difícil crear un movimiento o hábito mejorado y, a lo sumo, si logras un cambio en esta situación es un suceso aleatorio. También he visto que en este tipo de caos, es más probable que el jugador vuelva a los malos  hábitos que quería cambiar e incluso reforzarlos.

Esto es aún más importante si tomamos en cuenta la idea tradicional de que cuantas más repeticiones hagamos mejor seremos. Con esta mentalidad la reacción normal es insistir aún más con la esperanza de que las cosas mejoren ...

Al eliminar este caos y centrarme en los movimientos primarios en situaciones en las que el jugador tiene tiempo de ser consciente de sus movimientos (conciencia corporal), vi que los jugadores podían transformar constantemente sus hábitos existentes en más naturales y eficientes.

Al ver esta transformación constantemente, la pregunta es: ¿este enfoque en movimientos primarios en una situación sin inseguridad o caos nos permite conectar nuestros ojos a la acción, creando así un "ruido" similar al de aprendizaje diferencial?

Definitivamente no estoy calificado para hacer tal afirmación, pero lo que puedo confirmar es que los cambios son reales y constantes.

Al ver estas mejoras tuve erróneamente la mentalidad de: "Voy a insistir en esto hasta que cambien, incluso si eso me mata". A menudo el jugador tuvo una reacción similar ya que cuando reconocieron el movimiento mejorado también querían insistir con el mismo ejercicio con la esperanza de que eso traería y cimentara la transformación más rápido.

Observamos que al eliminar el tipo negativo de caos y al centrarnos en los movimientos primarios, hemos facilitado el cambio y la retención de las nuevas habilidades.

Por lo tanto tenemos el primer tipo de caos que parece tener un efecto negativo en nuestro aprendizaje. Esto sucede cuando no estamos golpeando la pelota limpiamente, no tenemos el espacio correcto entre el jugador y la pelota, no llegamos a la pelota en la posición correcta o nos sentimos incómodos y sin ritmo. Esto también puede deberse por una falta de concentración al no estar en el presente.

El segundo tipo de caos aparece en el aprendizaje diferencial con los cambios regulares de ejercicio o quizás el enfoque en los movimientos primarios, los cuales obligan al jugador a trabajar en el presente.

También estoy observando otro momento de caos relacionado con trabajar con los movimientos primarios. Cuando golpean la pelota de esa manera mejorada (diferentes tiros o posiciones del cuerpo), inmediatamente sienten la diferencia, reconocen la sensación y tienen una idea clara de cómo lo han logrado.

Este es el primer paso para transformar un hábito. Saben de dónde viene la buena sensación, por lo que pueden comenzar a buscar reproducirla.

Al principio esto es frustrante para el jugador (y el entrenador) y la reacción normal es insistir en la esperanza de reproducir ese buen sentimiento. Puede aparecer de nuevo pero es aleatorio.

He visto que si al jugador se le permite una breve pausa o si aplicamos un aprendizaje diferencial y tenemos un breve cambio de actividad (en squash, simplemente podemos cambiar al ir de derecha a revés, por ejemplo) hay más posibilidades de que reaparezca la buena sensación. . Es importante tener en cuenta que rara vez el jugador puede hacerlo dos veces seguidas en la primera sesión.

En la siguiente sesión (una semana más tarde) a veces pueden reproducir la acción dos veces seguidas, pero luego la pierden nuevamente. Este es nuevamente el momento para una pausa o un breve cambio de ejercicio. Vemos con el paso del tiempo y más sesiones que esta transformación es constante y gradual cuando se trabaja con el proceso de Gevolution y, normalmente, hay cambios claros después de seis a ocho semanas y el nuevo movimiento se convierte en un hábito.

Mi pregunta: ¿Es esta incapacidad para reproducir la nueva habilidad repetidamente un tipo de caos o es simplemente un retorno al hábito existente?

La relación entre la velocidad en la que se producen los cambios y el espacio de tiempo entre las sesiones de Gevolution es algo que esperamos entender mejor a medida que trabajamos con más personas.

Los cambios son claros con sesiones semanales o incluso cada dos semanas. Hemos visto cambios cuando las sesiones son más frecuentes, pero esta es un área que necesitamos investigar más antes de compartir nuestras observaciones.

Fuente : Squashmad

Escrito el  23 Ene 2019 15:41 en Artículos Interesantes (Columna de Chimo,...)  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

Actualización sobre las agujetas.

La mayoría ha sufrido agujetas alguna vez en su vida, pero existen muchos mitos sobre su origen y las posibles estrategias para evitarlas.
En este artículo por qué se producen y qué medidas tomar para mitigarlas, así como la respuesta a la pregunta eterna: ¿Debo entrenar con agujetas? Sigue leyendo para obtener la respuesta.

¿Qué son las agujetas?
El término científico de las agujetas es dolor muscular de aparición tardía o DMAT (DOMS en inglés: Delayed Onset Muscle Soreness), y se refiere al dolor muscular después de una actividad física de cierta intensidad, especialmente si incluye movimientos a los que no estamos acostumbrados.
Suelen aparecer a las 16-24 horas después del entrenamiento, pero alcanzan su máximo esplendor tras unas 48 horas, pudiendo alargarse hasta cerca de una semana.

¿Por qué se producen?
Durante décadas se pensaba que las agujetas se producían por la cristalización de lactato en los músculos, pero era una teoría equivocada. Aunque existen todavía incógnitas sobre sus causas, el disparador principal siempre será el daño muscular.
Por otro lado, las agujetas tienen además un componente neuronal. El ejercicio no entrena solo los músculos, también el sistema nervioso, y esto puede ser doloroso (al sensibilizar los receptores nerviosos). De hecho las agujetas se pueden "contagiar” a músculos no ejercitados pero conectados a los mismos segmentos de la médula espinal.
La fase excéntrica parece ser la principal responsable de las agujetas, por eso bajar escaleras (o colinas) produce más agujetas que subirlas.
Nota: El concepto de contracción excéntrica parece contradictorio, pero no lo es: los músculos se pueden alargar y contraer a la vez. Por ejemplo, la fase excéntrica de la sentadilla es el descenso, cuando glúteos y cuádriceps se contraen excéntricamente (se contraen mientras se alargan), para controlar la bajada.

¿Son necesarias para progresar?
Algunos disfrutan las agujetas por asumir que son reflejo de un buen entrenamiento (la debilidad saliendo de su cuerpo) pero esto no es necesariamente cierto.
Como vimos en su momento, la hipertrofia depende principalmente de dos factores: tensión mecánica y estrés metabólico.
La hipertrofia depende principalmente de estos dos factores, pero aumentar uno implica reducir el otro
El daño muscular podría jugar también un papel en la hipertrofia, pero muy por detrás. Además, las agujetas son un pobre indicador del daño real.
En resumen, puedes progresar sin sufrir agujetas y el hecho de sufrirlas no refleja un entrenamiento más efectivo. Por tanto, si es posible evitarlas, mejor. Veamos cómo.

Estrategias para mitigar las agujetas
Por desgracia, no hay estrategias mágicas, pero sí tenemos algunas formas de reducir su aparición, intensidad o duración.

1. Actividad física
La actividad física ligera previa al entrenamiento parece ayudar, de ahí la importancia de calentar. Más allá del calentamiento general, es recomendable activar los músculos que vamos a trabajar, con movimientos similares pero de menor intensidad.
Si vas a realizar por ejemplo un entrenamiento con barra, deberías empezar con varias series de aproximación (quizá tres o cuatro) incrementando la carga, antes de realizar las series de trabajo de cada ejercicio.
Sin embargo, el cool-down posterior y los estiramientos clásicos parecen no tener ningún efecto. De hecho, estirar en exceso puede elevar el dolor.
La recuperación activa es también una estrategia interesante. En vez de pasar las agujetas tumbado en el sofá al día siguiente, mantente en movimiento con actividad ligera. Mejorar el riego sanguíneo puede ayudar a eliminar metabolitos asociados al dolor y a llevar nutrientes que participarán en la recuperación. El movimiento ayuda también a reducir la sensibilidad del sistema nervioso.

2. Alimentos / Suplementos
Dos de los mejores suplementos en otros muchos aspectos son también los más efectivos a la hora de combatir las agujetas: proteína y cafeína.
Personalmente no tomaría nada más, aunque resumo la evidencia para dos aminoácidos que podrían ayudar: citrulina y taurina.
Proteína.
La proteína es fundamental en la regeneración muscular, y parece reducir el dolor y la pérdida de función asociada a las agujetas. Parece ser más beneficiosa después de entrenar, otro de los beneficios del batido post-entreno.
La proteína después de entrenar (POST) es más efectiva a la hora de reducir la pérdida de fuerza por las agujetas que la proteína antes de entrenar (PRE) o 24 horas después
Cafeína.
A los beneficios ya conocidos de la cafeína, como mejorar el rendimiento físico y ayudar en la quema de grasa, debemos añadir uno más: reducir las agujetas.
En este estudio, los atletas que consumieron cafeína una hora antes del entrenamiento sintieron menos dolor muscular en general, especialmente a partir del segundo día, donde las agujetas fueron mayores en el grupo que solo tomó un placebo.
Citrulina.
La citrulina es un aminoácido no esencial que ayuda a elevar los niveles de óxido nítrico (de forma más efectiva que la arginina), y tomada antes del entrenamiento (en forma de citrulina malato) podría ayudar a reducir la fatiga y las agujetas.
El jugo de sandía es rico en citrulina, y también parece tener cierto efecto.
Taurina.
La taurina es un aminoácido condicionalmente esencial. En condiciones normales el cuerpo lo puede sintetizar, pero ciertas enfermedades interfieren con el proceso, siendo necesario ingerirlo en la dieta.
Juega un papel fundamental en la salud cardiovascular y también parece ayudar en la recuperación muscular. Dosis de 2-3 gramos diarios de taurina durante varios días reducen las agujetas.

3. Masajes y liberación miofascial.
Los masajes son una buena herramienta en el arsenal de cualquier atleta. Aplicados pocas horas después del entrenamiento reducen las agujetas, pero no esperes milagros: el efecto es pequeño y poco duradero.
Es probable que parte de la mejora sea psicológica, pero sin duda el masaje tiene efecto fisiológico, mejorando el riego sanguíneo en la zona y reduciendo por ejemplo la creatina quinasa.
Si no puedes permitirte un masaje, utiliza un rodillo de espuma, tu masajista personal.
La llamada liberación miofascial ayuda a mejorar la movilidad general, y por ejemplo aplicado en los gemelos puede aumentar la dorsiflexión del tobillo sin comprometer el rendimiento.
En el caso de las agujetas, usar el rodillo después de una sesión de sentadillas reduce el dolor, además de mejorar el salto vertical. Dos beneficios por el precio de uno.
Otros estudios indican que mitiga las agujetas y la pérdida de rendimiento asociado.

4. Calor.
El calor también parece reducir las agujetas, bien en forma de sauna (estudio), baños o paños calientes,
Por el contrario, la aplicación de frío no ayuda. Esto encaja con la regla general de aplicar calor después del entrenamiento y dejar el frío para otros momentos.

5. Antiinflamatorios.
Como vimos hace tiempo, la inflamación es parte del proceso de recuperación de una lesión, y es además una señal que regula la ganancia muscular.
Los antiinflamatorios no esteroideos son por tanto un arma de doble filo. Tomados después del entrenamiento parecen reducir las agujetas, pero su uso crónico interferirá probablemente en las mejoras físicas. Menos dolor, pero también menos progreso y más riesgo.
Algunos antiinflamatorios parecen reducir las agujetas. El ibuprofeno no es uno de ellos
Por ejemplo estos antiinflamatorios pueden interferir con la función renal, elevando el riesgo de hiponatremia. Además, la mejora a la hora de reducir las agujetas parece variar según el fármaco concreto, y el ibuprofeno no parece tener efecto. En resumen, no merece la pena.
Es más interesante experimentar con antiinflamatorios naturales, como el jengibre y la curcumina, y varios estudios demuestran reducción del dolor muscular con menos efectos secundarios. Dicho esto, tampoco conviene abusar, ya que al usar estas especias en forma de extracto pueden tener los mismos efectos secundarios que un fármaco.

¿Debo entrenar si tengo agujetas?
Como regla general, sí, pero ajustando la intensidad.
Además de producir dolor, las agujetas pueden reducir el rango de movimiento y la aplicación de fuerza. Modifican además los patrones de movimiento, pudiendo desplazar más carga hacia articulaciones y aumentar así el riesgo de lesión.
Por estos motivos debes entrenar con más cuidado, pero si siempre esperas a que el dolor desaparezca por completo tu progreso será muy lento, y solo alargarás el tormento.
El día después…
De cierta manera, las agujetas son su propia cura, ya que cada nuevo entrenamiento produce menos sufrimiento.
Pero como siempre, usa la cabeza. Si el dolor es muy intenso descansa un día más, y dedica la sesión a otro grupo muscular.

Resumen.
Las agujetas son inevitables en la mayoría de casos, pero puedes tomar algunas medidas para mitigarlas:
1.Calienta antes de entrenar y aplica el rodillo de espuma al final.
2.Usa la sauna después de entrenar o date una ducha caliente. Puedes aplicar también paños calientes en los músculos trabajados.
3.Toma cafeína antes del entrenamiento y proteína después (20-30 gramos).
4.Mantén la actividad al día siguiente, caminando más o realizando alguna sesión de movilidad.
5.Repite los ejercicios que te produjeron agujetas antes de que desaparezca el dolor, pero sin forzar.
6.Si eres propenso a agujetas muy dolorosas, suplementa con taurina y citrulina, y prueba con antiinflamatorios naturales (jengibre y curcumina).
Y como recomendación final, aprende a disfrutar el sufrimiento. Piensa que el dolor de hoy será la fuerza de mañana.

Fuente : fitnessrevolucionario.com



Escrito el  15 Ene 2019 8:17 en Squash y Salud  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

G-evolution : cuarta parte.

El cambio se hace aún más difícil si agregamos a este desafío nuestras creencias limitantes y nuestros egos. La creencia limitante es cuando nos decimos a nosotros mismos o a nuestro entrenador "No puedo hacer eso" o algo similar. El otro extremo es cuando alguien cree que sabe mucho, lo que en esencia es el ego. Esta creencia también limita nuestra capacidad de ver oportunidades para cambiar. Estoy seguro de que todos conocemos a mucha gente en el squash que se ajusta a esta ley en particular.

Estas conclusiones provienen de años de investigación con pruebas comparativas en diferentes deportes donde su grupo de trabajo midió diferentes grupos entrenando con los diferentes sistemas por períodos de tiempo fijos (ocho semanas, por ejemplo) y luego comparó los cambios y resultados logrados por los individuos y grupos.

Como puedes ver en la gráfica, las repeticiones son la forma menos efectiva de aprender o progresar. Esto pone en duda la idea de que hacer repeticiones durante tres o cinco minutos es bueno, entonces si hacemos ocho minutos es doblemente bueno. Y si conseguimos hacer más, es aún mejor.




Para entrenar con el aprendizaje diferencial, básicamente haces los mismos ejercicios que en el entrenamiento normal pero con menos repeticiones, por lo que estás cambiando constantemente el ejercicio o la actividad. Incluso puede cambiar a otra actividad no relacionada por un momento y luego volver al ejercicio de entrenamiento.

En función de la ley de potencia de la adaptación neuronal, Wolfgang recomienda no más de tres repeticiones de cada acción o ejercicio. No estoy seguro de que solo tres repeticiones sean apropiadas para el squash, pero en
comparación con el número habitual de repeticiones involucradas en nuestro entrenamiento normal se abre un gran margen para probar otras cosas.

Con mi propia experimentación, he visto que lo óptimo está mucho más cerca de la recomendación de Wolfgang de tres repeticiones que de lo que es normal en el squash. También es difícil comparar, por ejemplo, el ejercicio de boast-paralela con la práctica de dejadas o solo.  Aquí es donde cada entrenador o jugador tiene que comenzar su propia investigación para descubrir qué trae consigo el cambio.

¿Qué es el ruido? Técnicamente, el ruido es una perturbación no deseada en una señal. Imagina un monitor que mide la actividad cerebral durante una sesión de entrenamiento. Wolfgang ha visto que cuando hay un cambio de actividad o ejercicio, el monitor muestra actividad cerebral agitada y esto es lo que él llama ruido, ya que parece una gráfica que mide el sonido.
Cuando el jugador se ha asentado en una rutina de entrenamiento, el monitor muestra una línea curva más suave. Ha demostrado que el cambio y la mejora aparecen cuando hay "ruido", por lo que al cambiar mucho más frecuentemente los ejercicios, con frecuencia se está creando ruido, por lo que, en teoría, tienen más posibilidades de evolucionar.

Esta no es una solución mágica y cambiar el ejercicio en sí mismo no es el secreto. ¿Qué pasa cuando empezamos un nuevo ejercicio ?. Nuestro cuerpo y nuestra mente tienen que organizarse para la nueva actividad.

A medida que nos enfocamos en los diferentes requisitos y objetivos de la nueva actividad, nos incorporamos consciente o inconscientemente al presente en lugar de compararnos con el ejercicio anterior (pasado) o modelo (futuro). Por esta razón, hay mucho más "ruido" cuando comenzamos el nuevo ejercicio.

Una vez que estás en el ritmo del ejercicio, el monitor de la actividad cerebral muestra una curva más suave y regular, lo que indica que su cuerpo se ha organizado para la actividad y está cómodo. En esta fase, la pregunta es: ¿estamos reforzando nuestros viejos hábitos o estamos construyendo mejoras?

Mi realidad es que una vez que estás en el ritmo de boast-paralela puedes empezar a pensar en el próximo ejercicio, en el almuerzo o en las personas que se encuentran detrás del cristal. Seguramente ya no estás entrenado en el presente, por lo que las posibilidades de mejora disminuyen drásticamente.


Escrito el  26 Nov 2018 14:47 en Artículos Interesantes (Columna de Chimo,...)  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

G-evolution : tercera parte.

Los momentos "Oh mierda....."

Continuaremos con el tema de la coordinación ojo-mano y el porqué de la repetición de los mismos errores en las mismas situaciones.

Viendo a mi hijo jugar a rugbi noté que había algunos que no estaban cómodos con atrapar la pelota y reaccionaban colocando las manos delante de sus caras y cerrando los ojos. No habían desarrollado la misma coordinación ojo-mano.

Surgió la pregunta: ¿desconectamos los ojos cuando la situación es más difícil de lo que estamos acostumbrados?

La definición del momento "oh mierda" es aquella reacción que tengo cuando cometo ese error que realmente no debería haber cometido.

Cuando vi que muchos jugadores golpeaban mal cuando la bola tocaba la pared lateral cerca del nick deduje que no estaban viendo la pelota correctamente.

¿Por qué no lo estaban viendo? Este pensamiento me llevó de nuevo a la observación anterior acerca de desconectar nuestros ojos cuando tenemos un momento de inseguridad o duda.

Ambos jugadores pasaron mucho tiempo tratando de mejorarlo, hicieron una gran cantidad de repeticiones pero ninguno de ellos logró mejoras claras y el problema persistió.

El primer paso para arreglarlo es reconocer que existe y ser conscientes del hecho de que no están viendo la pelota correctamente.

Como el objetivo era observar la pelota y ganar confianza en esa situación, redujimos el movimiento al mínimo. Comenzaron a devolver pelotas difíciles que habían estado perdiendo antes casi de inmediato. Luego agregamos lentamente el movimiento pero, lo que es más importante, mantuvieron el enfoque en ver la pelota con sus raquetas preparadas.

Al trabajar con jugadores con un menor nivel de orientación en el espacio y dificultades de coordinación he aprendido que la prioridad debe ser practicar sin inseguridad.

Es importante hacer solo unas pocas repeticiones (10) y luego cambiar el ejercicio con la opción de repetir más tarde si quieres hacer un poco más. En esencia creamos una solución clara que se puede almacenar en la memoria con la esperanza de que haya más posibilidades de que su cerebro se organice y tenga menos inseguridad.

Me gustaría diferenciar entre golpear la pelota y acariciarla. Golpear la pelota es una acción basada en la inseguridad. Acariciar la pelota es cuando el jugador mantiene un movimiento de raqueta uniforme, golpea con calma un tiro específico y normalmente observa la bola en todo momento. Identificar y tomar conciencia de estas dos formas diferentes de golpear la pelota es importante aunque el movimiento real de la raqueta a menudo es similar. No hay soluciones mágicas. Cada jugador tiene que identificar sus propios errores.

También he visto que se desarrolla la conciencia corporal, siendo consciente de la preparación y el movimiento de su raqueta, la posición del cuerpo en relación con la bola y la claridad de la selección del tiro.

Para comenzar a mejorar la forma en que sigue la pelota es importante tener en cuenta que es un proceso gradual. Mejorar la forma en que ves la pelota es lo mismo que mejorar la condición física. Aquí hay algunas ideas que pueden ayudar. El primer experimento es ver si eres capaz de seguir conscientemente la pelota durante un rally completo. Si logras hacer esto busca repetir el ejercicio un par de minutos más tarde. Si no logras hacerlo durante un rally completo intenta recordar en qué momento y porqué te distrajiste. Al igual que con cualquier programa de capacitación debe hacerlo al menos una vez cada vez que vayas a la pista y aumenta de manera progresiva las veces que lo haces. Es posible ver los puntos amarillos en la bola justo antes de golpearla o la forma en que la bola está girando en el aire. Búscalos cada vez que golpeas la bola. Otra idea es buscar los puntos cuando juegas un golpe concreto. Cuando haya logrado hacer esto con un golpe, intenta hacerlo con otro. Podrías hacer un esfuerzo consciente para seguir el servicio una vez que lo hayas devuelto. Para mucha gente, el segundo después del servicio es el primer momento en que dejan de seguir la pelota.

¿Su oponente lo sorprende ocasionalmente al obtener un retorno de servicio ganador?

¿Fue un gran disparo o fue porque no habías visto la pelota?

Si estás siguiendo tu propio servicio debería tener menos posibilidades de sorprenderte.

Continuará...........

Fuente :  Textos originales completos en Squashmad.com
Autor : Tonny Griffin.

Escrito el  26 Oct 2018 10:52 en Artículos Interesantes (Columna de Chimo,...)  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

Guía de buena práctica para el squash.

Los orígenes de este deporte datan del año 1820 en Inglaterra. Según una teoría, se inició en Harrow Scholl, aunque otra teoría defiende que fueron los presos de las cárceles inglesas los que empezaron a practicarlo en sus celdas.

El squash es una actividad física con una gran carga de trabajo que implica desplazamientos rápidos, con cambios repentinos de dirección y una eficiencia elevada en cuanto a la coordinación neuromuscular, la capacidad de reacción visual y la velocidad de respuesta locomotriz. Por ello, el nivel de exigencia músculo-tendinoso, osteo-articular y cardiopulmonar va a ser muy alto.

Las lesiones más frecuentes que se producen en este deporte son las lesiones de partes blandas, músculos, tendones y ligamentos.

El jugador de squash tiene que saber que va a practicar una actividad física vigorosa que depende en gran medida del metabolismo aeróbico, en el cual dos jugadores encerrados en una pista tienen que ajustarse continuamente, moverse muy rápido, realizando repetidas aceleraciones, giros, movimientos repetitivos y posiciones forzadas.

En base a todo lo dicho el practicante de este deporte tiene que valorar y conocer el estado de salud en el que se encuentra, las alteraciones físicas que presenta tanto a nivel de columna vertebral como de hombros, codos, muñecas, pies, rodillas y caderas. También tendrá que conocer el nivel de preparación física que tiene y cómo poder mejorarlo, saber lo importante que es la hidratación tanto antes como durante y después del esfuerzo, llevar la alimentación adecuada y, naturalmente, realizar los descansos necesarios incluyendo las horas de sueño.

Deberá conocer la técnica de este deporte, los gestos deportivos que en él se producen, así como su reglamento. Informarse sobre los factores medioambientales en los que se juega dentro de la pista, calor, frío, humedad, superficie.

Tendrá que utilizar el equipamiento adecuado, ropa, zapatillas, raqueta y medidas de protección necesarias.

Para que sea beneficioso para nuestra salud física y psíquica tendremos que pasar reconocimientos médico deportivos de manera periódica, saber dónde están nuestros límites, conocer nuestro nivel de preparación y el deporte que estamos practicando, usar las medidas de protección adecuadas y llevar una vida sana con hábitos higiénico dietéticos correctos.

El squash conlleva riesgos para el organismo ya que se le somete a un estrés físico y psíquico al que habrá que saber adaptarse. Para ello, el deportista deberá someterse a un reconocimiento médico deportivo, con el fin de valorar su estado de salud, estudiar el nivel de adaptación de la persona al esfuerzo físico, e informarse sobre la prevención de enfermedades y lesiones. Recordar que el practicante de este deporte, como cualquier otro deportista, durante la hora diaria que hace ejercicio tiene más riesgo que otra persona que no hace ejercicio, pero tendrá mucho menos riesgo durante las veintitrés horas del resto del día.

El squash es un deporte maravilloso y excitante, muy completo y no caro, que se puede practicar durante todas las épocas del año como divertimento o de manera competitiva.

Las lesiones más frecuentes que se producen en este deporte son las lesiones de partes blandas, músculos, tendones y ligamentos. Gran parte de dichas lesiones se producen por:

Condición física inadecuada, bien sea por edad o constitución. Por ello, antes de empezar a practicar squash se aconseja realizar una preparación física general en primer lugar, y específica después para este deporte. Recordemos que como todos los deportes de raqueta es un deporte que podríamos decir asimétrico, se ejercitan y, por tanto, se desarrollan mucho los músculos del miembro superior e inferior derecho en los diestros y el brazo y pierna izquierda en los zurdos, con lo cual habrá que realizar ejercicios de compensación. Especial hincapié habrá que hacer en los ejercicios de fortalecimiento y compensación de la espalda, ya que esta región anatómica es una de las que más carga lleva cuando se practica este deporte. Recordar siempre la importancia de realizar un calentamiento adecuado antes de la práctica deportiva y el enfriamiento (vuelta a la cama) y los estiramientos al finalizar.

Técnica deportiva deficiente. El squash es un deporte muy físico pero que precisa una preparación técnica muy intensa para evitar lesiones y accidentes. Colocación dentro de pista, gesto deportivo de golpeo de la pelota, saber cómo coger y empuñar la raqueta y buena coordinación para evitar en la medida de lo posible posiciones forzadas. El cálculo inadecuado de las distancias, se juega entre cuatro paredes, puede implicar el impacto de la raqueta contra la pared o el de tu propio cuerpo, sufriendo un traumatismo directo. Si no se dominan bien los espacios y la correcta colocación dentro de la pista se puede golpear al contrario con la raqueta o sufrir el impacto de la de la bola o de la raqueta por parte del otro jugador. Para evitarlo, debemos entrenar rutinas de golpeo y lo que se denomina en el argot "sombras”: solo dentro de la pista con la raqueta y sin pelota realizar los movimientos, gestos deportivos y rutinas que se dan en un partido. Entrenamiento específico dentro de la pista. Por ello, se recomienda dar clases con monitores especializados en el tema.

Equipación adecuada, calzado, prendas deportivas y raqueta. Es importante usar un calzado deportivo apropiado, lo hay específico para squash, con lo que evitaremos las ampollas, abrasiones y rozaduras en los pies como consecuencia del rozamiento o fricción que se producen por jugar en una superficie dura o muy caliente, o por el uso de deportivas inadecuadas con suelas desgastadas. También es importante el uso de calcetines de buena calidad.

Tiene gran relevancia escoger una raqueta que se adecue a nuestras características y nuestro nivel de juego. Es muy importante escoger bien el tamaño de la empuñadura, el peso de la raqueta y la tensión del cordaje. Para ello, lo mejor es dejarse aconsejar por los monitores de los clubes de squash. Se recomienda el uso de un anti-vibrador en el cordaje para prevenir lesiones de muñeca y codo.

De capital importancia, sobre todo en principiantes, es el uso de gafas protectoras. Una de las lesiones mas frecuentes y graves que se pueden producir, es el impacto de la bola en la región facial, el tamaño de la pelota se ajusta casi completamente al ojo, pudiendo producir importantes lesiones como por ejemplo el desprendimiento de retina. También las gafas protegen del impacto directo sobre la cara de la raqueta del otro jugador.

Instalaciones deportivas en mal estado. El suelo de la cancha de squash debe ser específico para este deporte, así como las paredes donde se lanza y rebota la bola. Normalmente una, la pared trasera, es de cristal, que debe ser el adecuado. Importante también la ventilación de la pista, recordemos que este deporte se juega en una instalación cerrada.

Como conclusiones referir que el squash es un deporte maravilloso y excitante, muy completo y no caro, que se puede practicar durante todas las épocas del año como divertimento o de manera competitiva, pero tenemos que saber que es de medio-alto impacto y exigencia elevada. Para que sea beneficioso para nuestra salud física y psíquica tendremos que pasar reconocimientos médico deportivos de manera periódica, saber dónde están nuestros límites, conocer nuestro nivel de preparación y el deporte que estamos practicando, usar las medidas de protección adecuadas y llevar una vida sana con hábitos higiénico dietéticos correctos.


Fuente : Todosquash.es

Autor: Dr. José Luis Orizaola Paz (Campeón de España de Squash en Veteranos).
*Médico Especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte. Doctorado en Ciencias Morfofuncionales del Deporte.
Escrito el  26 Oct 2018 10:17 en Squash y Salud  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo...