Tu cesta : 0,00 EUR
Tu tienda de squash y racketball
Blog
Buscar

Squash y Estudios Científicos.

Squash y Estudios Científicos.

Buscando a través de las bases de datos de revistas científicas estudios hechos para los deportes más practicados como el fútbol, el rugby y el tenis se obtienen miles de resultados. Tal como era de esperar no sucede lo mismo si la búsqueda se restringe al squash lo que obviamente significa que no ha habido, ni de lejos, muchos ensayos científicos centrados en nuestro deporte en los últimos años. Sin embargo existe una pequeña pero sólida cantidad de estudios basados en nuestra disciplina. Vamos a comentar el artículo  "Efectos de la ingestión de hidratos de carbono en el mantenimiento de las capacidades en jugadores de squash" de Galloway en el año 2006.


El objetivo de los investigadores en este estudio era explorar el efecto de la ingestión de HC (carbohidratos) en ejercicios de corta duración que simulaban las exigencias de la práctica del squash. Muchos jugadores utilizan carbohidratos en forma de bebidas deportivas durante el juego y los estudios demuestran en general efectos positivos en la prolongación de los niveles de energía durante la actividad física en periodos superiores a una hora. Algunas investigaciones también han demostrado que la ingesta de carbohidratos puede mejorar el tiempo de reacción por lo que este estudio se propuso a examinar más a fondo estos dos temas y descubrir si la ingestión de hidratos de carbono también podría ayudar al mantenimiento de la calidad de golpe dentro de un entorno de squash específico.


Dieciseis jugadores de alto nivel de edades comprendidas entre 18 y 38 años fueron seleccionados para el estudio. El protocolo de la prueba implicó valorar una rutina boast-drive, posteriormente una sesión de sombras para provocar el cansancio y posteriormente una nueva reevaluación de la misma rutina. A los sujetos se les dio una bebida de carbohidratos o una bebida a base de placebo (idéntico sabor pero sin el contenido de hidratos de carbono ) para consumir en los puntos establecidos en el protocolo de la prueba. Los resultados se compararon entre las puntuaciones conseguidas con la ingestión de la bebida de hidratos de carbono y con la ingestión de la bebida placebo.


Los investigadores concluyeron de un discreto pero presente efecto positivo de los hidratos de carbono en el mantenimiento de la calidad de los golpes. Por tanto defendieron la hipótesis de que una mayor elevación de la concentración de glucosa en sangre podía mejorar la función cognitiva y en consecuencia el mantenimiento de la calidad de los golpes.


Al igual que con la mayoría de los estudios científicos cuestiones como el tamaño pequeño de la muestra (cantidad de personas en el estudio), los defectos metodológicos ( problemas con el diseño y la aplicación de la prueba ) y el significado de los resultados (si pueden haber sido simplemente debido al azar ) siempre deben tenerse en cuenta antes de sacar conclusiones concretas .


Sin embargo el resultado de este estudio sugiere que el consumo de una bebida de carbohidratos puede tener un efecto pequeño pero beneficioso en la precisión del golpe a medida que el tiempo de juego y el cansancio aparecen.


Así que si te encuentras cansado y todas tus bolas van al centro de la pista echa mano a una bebida de carbohidratos y sin ninguna duda tus bolas continuarán yendo directamente hacia la T.

Escrito el  25 Ago 2016 14:33 en Artículos Interesantes (Columna de Chimo,...)  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

¿Cómo escoger la raqueta ideal?

¿Cómo escoger la raqueta ideal?

Hay multitud de factores a tener en cuenta al elegir una nueva raqueta de squash. A continuación os presentamos algunos consejos útiles para ayudarte a elegir la raqueta que más se adapte a tu nivel y estilo de juego:


Peso.

Los pesos de una raqueta de squash varían de 115g a 180g siendo el rango 130g-150g el más común. Una raqueta de peso más ligero se adaptará a un jugador con un swing más lento ya que esto le ayudará a generar más potencia. También se puede maniobrar con mayor rapidez por lo que puede ser más divertido usarla. Las raquetas más ligeras también pueden ser ideales para jugadores junior que quieren jugar con una raqueta de tamaño completo. Las raquetas de mayor peso son ideales para jugadores con un swing rápido que requieren de control en lugar de potencia y por lo tanto suelen ser usadas por jugadores más avanzados. También hay un elemento de preferencia personal al elegir el peso de la raqueta .


Tamaño de la cabeza.

Cuanto mayor sea el tamaño de la cabeza más potencia será capaz de generar. Un tamaño de la cabeza más pequeño da más control. Se aconseja a los principiantes elegir una cabeza de gran tamaño (495cm2 o más grande). Los jugadores avanzados podrán disfrutar del control proporcionado por una cabeza más pequeña (470cm2 o menor).


Equilibrio.

El balance de la raqueta es generalmente una cuestión de preferencia personal. Raquetas poco "cabezonas" ofrecen una gran capacidad de maniobra pero puede ser más difíciles de controlar a gran velocidad. Raquetas "cabezonas" pueden ser más fáciles de controlar. Raquetas equilibrados ofrecen la mejor combinación de potencia y control. Si eliges una raqueta ligera puede ser útil que sea "cabezona" para añadir potencia al swing.


Marco.

Los marcos de las raquetas tienden a ser de entre 16 y 21 mm. Un marco más delgado ofrece ventajas a un jugador más hábil ya que ofrecerá una mayor capacidad de maniobra y control que un marco grueso que tiende a ser mejor para generar potencia.


Cuello de la raqueta y cordaje.

Hay dos tipos de cuello, "abierto" y "cerrado (lágrima)".  Raquetas de cuello abierto tienen un cordaje más grande. Estas raquetas son más tolerantes en la calidad de los golpes del jugador menos experto . Las raquetas de cuello cerrado tienen un encordado más pequeño y pese a ser más difíciles de controlar aportan ventajas a los jugadores más expertos.


Agujero del marco.

Prince y Wilson han hecho raquetas con agujeros más grandes que permiten mayor libertad para que las cuerdas se muevan y por lo tanto aumentar el tamaño del punto óptimo de golpeo de la bola.


Cordaje.

Hay diferentes tipos de cordaje y diferentes tensiones. Los más caros suelen ser los más delgados y menos duraderos pero se "agarran" mejor a la bola mejorando la calidad del golpe. S on normalmente cordajes multifilamento lo que significa que contienen gran cantidad de fibras en el núcleo de la cadena para aumentar el control y la "sensación" en la pelota.  Los grosores oscilan entre 1'05G-1'3G y la tensión entre 8-14Kg. Hay un error común que es pensar que a mayor tensión mayor potencia cuando sucede totalmente lo contrario.


Empuñadura.

Todas las marcas fabrican el mismo tamaño estándard de empuñadura. Es posible construir la empuñadura a medida utilizando grips o sobregrips. A mayor grosor de empuñadura menor control. Siempre reemplazarlo regularmente.

Escrito el  23 Ago 2016 9:22 en Artículos Interesantes (Columna de Chimo,...)  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

Sweating Blood ("Sudando Sangre"), la biografía de Nick Matthew.

Sweating Blood ( Aprovechando el tirón del lanzamiento del excelente manual de squash, ahora editado al castellano (anteriormente en inglés y catalán) "El Punto G" de Tonny Griffin, os recordamos que Nick Matthew también ha escrito un libro dónde explica todo lo que tuvo que hacer para llegar a alcanzar el éxito dentro del exigente mundo del squash.

Sweating Blood ("Sudando Sangre")es el título que el tricampeón del mundo y del British Open, el inglés de Yorkshire Nick Matthew, le ha querido poner a su autobiografía. Hace honor a la incesante búsqueda de la perfección y el éxito por un jugador que pese a no tener el talento de jugadores como Willstropp o Ashour no ha parado en su empeño de convertirse en uno de los mejores jugadores de la historia del squash. El libro comienza con un prólogo escrito por sus amigos, Jessica Ennis-Hill (medallista de oro en heptatlón en los JJOO Londres 2012) y Matthew Syed (periodista y jugador olímpico de tenis-mesa) que se rinden en alabanzas y halagos hacia Nick. Posteriormente hace un repaso a las personas más importantes de su vida, comienza por su mujer Esme, sus padres, abuelo paterno, tía paterna, su actual entrenador David Pearson, su preparador físico y creador del terrible entrenamiento interválico conocido como "The Rumble", Mark Campbell, sus fisioterapeutas y psicólogos deportivos, su mánager Paul Walters así como su primer entrenador Mark Hornby. También cita a jugadores que lo vieron crecer y con algunos de los cuales llegó a competir como Jonah Barrington, Jahangir Khan, Jansher Khan, Peter Nicol, Jonathon Power y David Palmer y con otros contemporáneos como Willstropp, Shabana, Gaultier, Lincou o el mismísimo Ramy Ashour. Él mismo se define como un niño algo repelente, hijo de profesores, siempre muy aficionado al deporte y a su afán por ganar, muy testarudo rozando la obsesión y excesivamente hogareño. En el libro nos desvela su gran amistad con Adrian Grant y las mil y una divertidas aventuras que han vivido juntos. Confiesa que no era un gran estudiante debido a la tremenda dedicación por el squash, cómo le gustaba "ridiculizar" a jugadores mayores que él en las ligas inglesa y como su mayor fan es la hija de David Pearson, Emma, la cual está afectada por una parálisis cerebral severa. Matthew explica cómo estuvo a punto de "traicionar" a Inglaterra para irse a jugar con Gales (dado el escaso apoyo y reconocimiento que según él recibía), lo pésimo que es al volante de cualquier vehículo motorizado y lo mal que puede llegar a asumir algunas derrotas (hasta el punto de querer cruzar solo el desierto del Sáhara). Da detalles sobre cómo superó su grave lesión en el hombro, cómo convive con su personalidad obsesiva-compulsiva  y de su relación con Ramy Ashour (su némesis), James, su padre Malcolm Willstropp y los aficionados de Pontefract (es el club de los Willstropp y en el cual Nick explica que está prohibida portar su raqueta Dunlop). Detalles más íntimos sobre una de las chicas que más le marcaron (de vocación granjera), así como la de su actual mujer Esme también tienen un hueco en el libro. Muchas anécdotas como sus vacaciones anuales en Lanzarote, sus controles anti-dopaje, partidos con jugadores que dan cabezazos a otros jugadores o que cosen a ventosidades al rival le dan un buen toque de humor. Reconoce que sólo 4 partidos en toda su vida le han parecido perfectos : en el 2010 la final de los juegos de la Commonwealth frente a James Willstropp y la semifinal del World Open frente a Shabana; en el 2012 la semifinal del Torneo de Campeones de Nueva York frente a Gaultier y en ese mismo año la final del British Open frente a Ramy Ashour (para Nick el mejor partido de su vida). Lo podéis adquirir en www.pdhsports.com.

Escrito el  19 Ago 2016 9:12 en Artículos Interesantes (Columna de Chimo,...)  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

Los secretos mejor guardados de las dinastías Khan.

Los secretos mejor guardados de las dinastías Khan.

Interesante texto escrito por uno de los descendendientes de la saga squashística de los Khan en el que enumeran los quince prefectos a seguir para convertirte en un super-jugador de squash.

I. Correr todo lo que puedas. Preferiblemente cuesta arriba o cuesta abajo para simular la posición en la pista. Mejoraremos nuestra fuerza y resistencia.

II. Bicicleta o remar. Dos veces a la semana para fortalecer nuestras piernas.

III. Nadar. Dos veces a la semana para mejorar nuestra capacidad pulmonar total y por tanto nuestra resistencia aeróbica.

IV. Ver squash de élite. Un mínimo de dos veces a la semana para aprender de los mejores. Nuestras ganas por mejorar aumentarán.

V. Apuntarse a un campus de squash. Ya sea en verano o en invierno una megadosis nos hará mejor jugador.

VI. Nutrirse adecuadamente.

VII. Leer sobre squash y psicología deportiva. Nuestro deporte es lo más en la relación mente/cuerpo.

VIII. Jugar en las ligas locales. Nos enfrentaremos a diferentes tipos de jugadores y nos pondremos listones cada vez más altos.

IX. Descansar. Tres semanas de entreno duro y una de reposo con práctica individual y estiramientos. Debemos escuchar a nuestro cuerpo y así evitaremos las temidas lesiones.

X. Jugar 3-4 veces a la semana en las semanas de duro entrenamiento.

XI. Practicar sólo 30 minutos tres veces a la semana. Es duro, a veces aburrido pero totalmente imprescindible.

XII. Practicar sombras cada semana para mejorar nuestro movimiento en la pista.

XIII. Encuentra un buen entrenador que te muestre el camino a seguir.

XIV. Equípate con buenas raquetas y buenas zapatillas.

XV. Trabaja tu concentración. Ya sea solo en la pista o realizando yoga/meditación.

Escrito el  17 Ago 2016 13:43 en Artículos Interesantes (Columna de Chimo,...)  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

Eran otros tiempos......

¿Volveremos a estar de moda? Estamos convencidos de que SÍ!!!!!!!!!

Os dejamos una curiosa noticia extraída de la edición de El País del 30 de Octubre de 1982!!!! en la que se hacían eco de la difusión de nuestro deporte entre las altas sociedades. Eran otros tiempos en los que el squash estaba de moda (lo que está pasando ahora con el pádel) y se practicaba a diestro y siniestro. Por suerte nosotros hemos sobrevivido y tenemos una línea claramente ascendente...

 

<<El squash se ha convertido en el deporte de moda entre la jet-society española. Lo practican asiduamente el rey Juan Carlos, el capitán del equipo español de Copa Davis, Manolo Santana, el ex ministro Gregorio, López Bravo y Merry Martínez Bordíu, que juega en el equipo del Club de Campo, eliminado en semifinales en el último campeonato de España. Merry Martínez Bordiu está considerada como la sexta mejor jugadora de España. Ayer, en las pistas de Can Melich, en Sant Just Desvern (Barcelona), el campeón del mundo, el pakistaní de dieciocho años Jehangir Khan, realizó una vistosa exhibición.


El squash es un deporte muy joven en España, pero ya posee una larga historia en todo el área de influencia del antiguo Imperio Británico, donde tiene más de cien años de existencia. En España existe unos 7.000 practicantes, que se centran, sobre todo, en Madrid y Barcelona. Sin embargo, existe una diferencia importante entre la estructura de este deporte en las dos ciudades. En Madrid es más elitista, ya que las pistas pertenecen a clubes privados y hay que ser socio para poder jugar. En Barcelona, por contra, la infraestructura es más abierta, y los que están dispuestos a pagar el alquiler tienen acceso a ellas.Fue en 1977 cuando el squash aterrizó en España. Las primeras pistas se instalaron en Madrid y dos años más tarde comenzó a practicarse en Barcelona. Esta diferencia ha servido para que los mejores jugadores en los campeonatos nacionales hayan sido madrileños, aunque en los tres últimos años se ha impuesto Santiago Nieto, un español que reside en Inglaterra y que practica el squash desde hace: más de ocho años.


En el squash no domina solamente la fuerza física, aunque ésta es básica. Normalmente, los jugadores llegan al cénit de su juego a una edad en la que en cualquier otro deporte ya estarían a punto de retirarse. El mejor jugador de los últimos años ha sido el australiano Geoof Hunt, que fue ocho veces campeón del mundo. Se retiró como campeón a los 37 años.


La madurez mental es imprescindible para alcanzar las cotas más altas en este deporte, en el que se requiere una gran autodisciplina. Al jugarse en una pista cerrada y muy pequeña, los jugadores están siempre muy próximos por lo que, según los expertos, los jóvenes que carecen de experiencia son muy fáciles de descentrar. José Luis de la Guardia, uno de los mejores jugadores de Cataluña, tiene una explicación para el dominio de los veteranos en este juego: "El squash es como un ajedrez físico y mental. El buen jugador mueve las bolas de un lado a otro de la pista como si de piezas ajedrecistas se tratasen. De lo que se trata es de demostrar al rival que no se va a fallar nunca.

Los mejores jugadores se mueven muy poco en la pista y, sin embargo, obligan a correr kilómetros a sus rivales. Los jóvenes arriesgan más, buscando el fallo del contrario.

Actualmente, el campeón del mundo es un pakistaní de dieciocho años, Jehangir Khan, que está considerado como un monstruo del squash, y que ha representado una revolución en este deporte similar a la que causó la irrupción de Severiano Ballesteros en el golf. Khan se proclamó campeón del mundo en el British Open, que se disputa durante el invierno en Inglaterra.


El squash está muy desarrollado en los países que formaban parte del Imperio Británico. Fueron los oficiales ingleses los que introdujeron éste y otros deportes en las colonias. Es en Pakistán, Egipto, Australia, Suráfrica, Nueva Zelanda y, naturalmente, en Gran Bretaña donde más practicantes hay de este deporte. En Pakistán y Egipto, ser un gran jugador de squash es una de las pocas posibilidades de entrar a formar parte de la alta sociedad, aunque, a diferencia del tenis, sólo hay una docena de jugadores que ganan importantes cantidades con este deporte.>>

Escrito el  11 Ago 2016 8:18 en Historia del Squash Español  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

Debemos dar ejemplo.

Debemos dar ejemplo.

Interesante reflexión sobre el comportamiento de los padres en las pistas de squash...

Artículos recientes han puesto de manifiesto los niveles de mala conducta en la pista durante algunos de los principales torneos juveniles y los incidentes que involucran a los padres. Muchos de ellos gritan a sus hijos, buscan un trato preferencial e intentan influir en las decisiones de los árbitros, sobretodo los más noveles.

Susan Matthew desde su amplia experiencia relata lo siguiente :


"Tener un niño que disfruta del squash es suficiente para querer competir lo que puede proporcionar una serie de desconocidas experiencias para un padre. Recuerdo los primeros torneos de Nick a la edad de seis años y la sonrisa en su cara cuando salía de la pista tras haber jugado su partido. Es algo que nunca se olvida. Pero más impactante es ver como su oponente, cuatro años mayor que él, veía que un niño tan pequeño podía golpear la bola y jugar a este deporte apropiadamente. Lógicamente perdió 3-0. Fue a partir del cuarto torneo cuando ganó algún partido, pero eso no tenía importancia, para él se trataba de divertirse jugando al squash con los chicos grandes. Actualmente es un poco diferente. La actitud sigue siendo importante y puede ser impredecible. El rendimiento también importa y también puede ser impredecible. El esfuerzo y la concentración es lo que más importa. Por último los resultados importan y es éste el más difícil de hacer entender a los niños. Existe una delgada línea roja entre usar los entrenamientos/torneos como una herramienta de desarrollo y la aceptación de que el objetivo de la competencia es tratar de ganar. Los padres y entrenadores deben buscar el complicado equilibrio.


Lo primero es lo primero : los niños juegan a squash porque ellos quieren, compiten porque quieren. Hay momentos en los que pierden el entusiasmo, se les da descanso y lo recuperan con ansias renovadas. Son demasiado pequeños para sentir la obligación de jugar pero deben comprender que los padres invertimos tiempo, esfuerzo y dinero lo cual deben valorar. Esperamos una actitud positiva y deportiva de él en la pista en todo momento. Esperamos que él siempre se esfuerce en los días buenos y malos. Esa es su parte del trato y si lo cumple no debemos tener más expectativas, lo que tenga que pasar pasará. Tener la expresión equivocada en nuestra cara mientras juega puede significar la diferencia entre una raqueta que golpea en el suelo con ira (y la consiguiente pérdida de la concentración) o un empujón extra de esfuerzo y enfoque renovado.


El comportamiento de los jugadores es responsabilidad nuestra, ellos actúan a imagen y semejanza nuestra en la mayoría de los casos. También es importante no entorpecer la labor del entrenador.


Criar a un jugador de squash esta lleno de dificultades. Por supuesto, es un orgullo cuando están jugando bien y haciendo todo lo que su entrenador les ha dicho que hagan pero todos pasan por etapas en las que pierden la confianza o tienen una mala racha y estos períodos pueden ser un reto para todos los involucrados. Lo principal es tratar de mantenerlos enfocados en lo que realmente importa,  concentración, trabajo duro y jugar tan bien como se pueda en ese momento. No importa el último punto o el siguiente, este punto es donde se encuentra ahora. Es muy frustrante ver como tu hijo juega por debajo de su nivel y ser incapaz de ayudarlo. Pese a todo hay que mantener un rictus positivo y evitar transmitir emociones negativas que perpetúen este periodo. He pasado por períodos en los que he evitado ir a los torneos porque sé que mi propia ansiedad y la frustración no se ocultan fácilmente. Creo que esto es lo mejor para todos.


El squash es un deporte maravilloso y hemos conocido a tanta gente, hecho muchos amigo y pasado tantas experiencias brillantes que no me arrepiento del tiempo dedicado.


Nuestros hijos podrían estar sentados en casa, mirando la televisión o jugando al ordenador o la Playstation. Prefiero que esté jugando a squash. Nos perdemos alguns fines de semana soleados pero creo que globalmente salimos victoriosos. Eso sí, en el momento que el niño no lo haga por él y juegue para contentarnos a nosotros será el día en que le guiaremos a que renuncie, por mucho dolor que pueda causarnos. Para conseguir esto, es de gran ayuda que intercalemos periodos de descanso en su formación."

Escrito el  10 Ago 2016 13:55 en Artículos Interesantes (Columna de Chimo,...)  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo...