Tu cesta : 0,00 EUR
Tu tienda de squash y racketball

Historia del Squash Español

Eran otros tiempos......

¿Volveremos a estar de moda? Estamos convencidos de que SÍ!!!!!!!!!

Os dejamos una curiosa noticia extraída de la edición de El País del 30 de Octubre de 1982!!!! en la que se hacían eco de la difusión de nuestro deporte entre las altas sociedades. Eran otros tiempos en los que el squash estaba de moda (lo que está pasando ahora con el pádel) y se practicaba a diestro y siniestro. Por suerte nosotros hemos sobrevivido y tenemos una línea claramente ascendente...

 

<<El squash se ha convertido en el deporte de moda entre la jet-society española. Lo practican asiduamente el rey Juan Carlos, el capitán del equipo español de Copa Davis, Manolo Santana, el ex ministro Gregorio, López Bravo y Merry Martínez Bordíu, que juega en el equipo del Club de Campo, eliminado en semifinales en el último campeonato de España. Merry Martínez Bordiu está considerada como la sexta mejor jugadora de España. Ayer, en las pistas de Can Melich, en Sant Just Desvern (Barcelona), el campeón del mundo, el pakistaní de dieciocho años Jehangir Khan, realizó una vistosa exhibición.


El squash es un deporte muy joven en España, pero ya posee una larga historia en todo el área de influencia del antiguo Imperio Británico, donde tiene más de cien años de existencia. En España existe unos 7.000 practicantes, que se centran, sobre todo, en Madrid y Barcelona. Sin embargo, existe una diferencia importante entre la estructura de este deporte en las dos ciudades. En Madrid es más elitista, ya que las pistas pertenecen a clubes privados y hay que ser socio para poder jugar. En Barcelona, por contra, la infraestructura es más abierta, y los que están dispuestos a pagar el alquiler tienen acceso a ellas.Fue en 1977 cuando el squash aterrizó en España. Las primeras pistas se instalaron en Madrid y dos años más tarde comenzó a practicarse en Barcelona. Esta diferencia ha servido para que los mejores jugadores en los campeonatos nacionales hayan sido madrileños, aunque en los tres últimos años se ha impuesto Santiago Nieto, un español que reside en Inglaterra y que practica el squash desde hace: más de ocho años.


En el squash no domina solamente la fuerza física, aunque ésta es básica. Normalmente, los jugadores llegan al cénit de su juego a una edad en la que en cualquier otro deporte ya estarían a punto de retirarse. El mejor jugador de los últimos años ha sido el australiano Geoof Hunt, que fue ocho veces campeón del mundo. Se retiró como campeón a los 37 años.


La madurez mental es imprescindible para alcanzar las cotas más altas en este deporte, en el que se requiere una gran autodisciplina. Al jugarse en una pista cerrada y muy pequeña, los jugadores están siempre muy próximos por lo que, según los expertos, los jóvenes que carecen de experiencia son muy fáciles de descentrar. José Luis de la Guardia, uno de los mejores jugadores de Cataluña, tiene una explicación para el dominio de los veteranos en este juego: "El squash es como un ajedrez físico y mental. El buen jugador mueve las bolas de un lado a otro de la pista como si de piezas ajedrecistas se tratasen. De lo que se trata es de demostrar al rival que no se va a fallar nunca.

Los mejores jugadores se mueven muy poco en la pista y, sin embargo, obligan a correr kilómetros a sus rivales. Los jóvenes arriesgan más, buscando el fallo del contrario.

Actualmente, el campeón del mundo es un pakistaní de dieciocho años, Jehangir Khan, que está considerado como un monstruo del squash, y que ha representado una revolución en este deporte similar a la que causó la irrupción de Severiano Ballesteros en el golf. Khan se proclamó campeón del mundo en el British Open, que se disputa durante el invierno en Inglaterra.


El squash está muy desarrollado en los países que formaban parte del Imperio Británico. Fueron los oficiales ingleses los que introdujeron éste y otros deportes en las colonias. Es en Pakistán, Egipto, Australia, Suráfrica, Nueva Zelanda y, naturalmente, en Gran Bretaña donde más practicantes hay de este deporte. En Pakistán y Egipto, ser un gran jugador de squash es una de las pocas posibilidades de entrar a formar parte de la alta sociedad, aunque, a diferencia del tenis, sólo hay una docena de jugadores que ganan importantes cantidades con este deporte.>>

Escrito el  11 Ago 2016 8:18 en Historia del Squash Español  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

Historia del Squash Español VIII.

Historia del Squash Español VIII.

Érase una vez...

POR ÁLEX LUQUE

¿Cómo se mide la evolución del Squash en los últimos tres lustros?¿Cómo se narra la historia del squash en España hasta la actualidad?
 
Se tiene y debe entender de forma transversal todas las circunstancias que envuelven a nuestro deporte, y enumerar de forma clara los elementos que han caracterizado estos años al squash.
 
El squash ha sufrido mucho y está sufriendo mucho desde el año 2000 hasta la actualidad. El Squash como deporte minoritario y categorizado como deporte no olímpico ha carecido del reconocimiento público y de medios para desarrollar su promoción. Resulta relevante comentar que el squash entraba en el nuevo milenio con suficiente incertidumbre.
 
Analizando un poco la historia debemos recordar algunos episodios que han marcado la trayectoria del squash en nuestro país. Los horizontes que marcaban el comienzo del nuevo milenio eran de todo menos alentadores. Recordemos la herencia económica del mundial de 1994 en Barcelona, y la consecuencia con la deuda. También comentar la desconfianza y falta de apoyo real por parte de los patrocinadores en nuestro deporte y la gestión del mismo. Incidimos en la importancia de la nueva situación económica surgida con la burbuja immobiliaria, y más tarde el pinchazo de la misma, creando una situación a nivel económico muy complicada a nivel coyuntural y para las  familias. Este episodio ha sido uno de los detonantes de la desaparición de muchos clubs de squash, ahora convertidos en bloques de apartamentos o pisos.
 
Es muy importante explicar el fenómeno de  la práctica desaparición de la figura del entrenador de club, que tenía el squash como modus vivendi, por la falta de demanda de clases. El Squash paulatinamente dejó de ser un negocio, y los entrenadores, muchos extranjeros  abandonaron nuestro país, y los nacionales decidieron abandonar este sector y dedicarse a otras actividades económicas que permitieran sustentarles.
 
Tampoco olvidemos el cierre de pistas de squash para potenciar la irrupción del mundo del fitness, ya que los empresarios del sector deportivo para mantener sus estructuras y fidelizar a los clientes tienen que ponerse al día en su negocio implimentando las nuevas actividades  que han ido saliendo durante todos estos años. Es de dominio público la frase típica que en un espacio como la pista de squash caben 25 bicicletas de spinning.
 
En definitiva,  el cierre de clubs de squash, por muchos motivos, sobretodo por temas económicos relacionados algunos con la especulación immobiliaria, o porque no estaban dispuestos asumir la transformación de la cultura del fitness y todo lo que conllevaba este nuevo reto. El squash dejó de ser un negocio para muchos y quizás éste ha sido uno de los detonantes de porque el squash no pasa ni ha pasado por su mejor momento en los últimos años.
 
La irrupción del pádel como deporte de moda y de masas, deporte que a nivel de usuario es más fácil practicar donde las personas que lo practican sociabilizan, fenómeno que en este momento es importante tenerlo muy en cuenta, donde la sociedad prefiere pasar un rato agradable, practicando deporte sin unas grandes exigencias físicas, ni expectativas y olvidarse de los problemas cotidianos.
 
La poca aparición en los medios de comunicación también ha sido un factor a tener en cuenta. También hay que decir que donde hay dinero para pagar a profesionales que promuevan el deporte todo resulta más fácil.
 
El squash como se observa en las últimas líneas ha sufrido un retroceso como deporte a nivel global pero no todo ha sido negativo. Pese a una estructura golpeada por la situación económica y una coyuntura difícil el squash español ha conseguido grandes resultados a nivel deportivo, tanto europeo como mundial. Uno de los pioneros en destacar fue Alberto Manso y Elisabet Sadó que consiguieron ser los mejores jugadores del mundo de su categoría y como no la explosión del fenómeno gallego Borja Golán llegando a obtener la plaza número 5 a nivel mundial, una proeza de indiscutible notoriedad. Los excelentes resultados de los jugadores y jugadoras españoles en las distintas competiciones internacionales tanto en Europa como en el mundo. La medalla de plata júnior en el europeo o la medalla de bronce del equipo júnior en el mundial hace pensar que no todo está perdido, que queda un atisbo de esperanza, que la situación va a mejorar en los próximos años a nivel económico y que se intentará devolver al squash al sitio que merece.
 
España ha participado con jugadores nacionales en la PSA (Álex Garbi, Carlos Cornes, David Vidal, Oriol Salvià,...) y la WISPA durante estos años consiguiendo resultados de cierta notoriedad, más que buenos en comparación con la poca ayuda de la que se dispone.
 
Vale la pena mencionar los torneos júniors que se han hecho en nuestro país desde hace unos años, hecho que ha potenciado el número de practicantes en nuestro país. El número de júniors ha crecido mucho aunque está lejos de ser un deporte de masas, sino más bien, un deporte que lo sustentan los que aman y son apasionados del Squash.
 
El futuro del squash pasa en mayor medida en potenciar la parte pública, las pistas municipales, las posibles personas que pueden hacerse cargo y gestión de las mismas, con licenciados en educación física, donde las federaciones formen a estos potenciales técnicos para que el squash tenga viabilidad muchos años.
 
El squash es un gran deporte, exigente, sacrificado, divertido que requiere de una precisión y de unas connotaciones incomparables. Es un deporte que apasiona, que a nadie le deja indiferente. Lo importante es transmitir esa pasión con una buena promoción. De esta forma podemos aventurarnos a que el siguiente capítulo sea del 2014 a 2030. ¿Firmas? Nosotros Sí.

Escrito el  14 Abr 2016 8:48 en Historia del Squash Español  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

Historia del Squash Español VII.

Historia del Squash Español VII.

Érase una vez.....

POR RUBÉN BOLADOS


Estamos en 1994 y éste promete ser un gran año para el squash en nuestro país. En marzo, Agustín Adarraga conseguía su último título de campeón de España contra Codina en el club Palestra después de jugar los dos el torneo convalecientes de una lesión. En chicas, después de dominar Elena Sanchez los torneos nacionales durante los años 91 y 92, se vería sucedida en el ranking por la valenciana Natalia Meneu la cual conseguiría los entorchados nacionales del 93, 94 y 95.
Y llegamos al campeonato del mundo en Barcelona. Se celebró entre los días 11 y 18 de septiembre, jugándose, como es habitual en estos eventos, la fase previa en varias sub-sedes como los clubs Bonasport, Igualada, Metropolitan, Rocafort y Stadium y la fase final, a partir de la ronda de octavos, en el Palau dels Sports bajo la montaña de Montjuïc.
A nivel de participación cabe decir que fue un éxito ya que 36 de los 40 primeros jugadores del ranking mundial estaban inscritos. Además al celebrarse en nuestro país pudimos tener una nutrida representación de jugadores nacionales: Agustín Adarraga, Albert Codina, Victor Montserrat, Pablo Amorós, Salva Miró, Oriol Salvià, Albert Matalobos, Dani Bericat, Jesus Souto, César Benitez, Albert Loren, Miguel Pérez, (éste como responsable de sub-sedes y coordinador de jugadores dentro del organigrama del torneo, además de jugador) y algún otro que seguro me dejo en el tintero. Lamentablemente todos perdieron en la fase previa quedándose Codina a las puertas del cuadro principal. Después de ganar dos partidos muy disputados Glen Wilson fue el encargado de cerrarle el paso al cuadro final. Adarraga entró al cuadro principal gracias a una Wild Card concedida por la organización pero perdió en primera ronda con el zurdo inglés Chris Walker, número 6 del mundo en ese momento. En los resultados del torneo, destacar la victoria de Jansher Khan, que venía convaleciente de una lesión en el tobillo y que cinco días antes se planteaba su retirada del torneo, pero al final acudió porque en su mente estaba batir el record de victorias de su rival Jahangir. Consiguió el torneo, igualó las seis victorias de Jahangir y todavía conseguiría dos más en el 95 y 96, dejando un record de 8 campeonatos del mundo, algo difícil de igualar. Su rival en la final fue el inglés Peter Marshall, que deslumbró a todos con su estilo de juego a dos manos, metiéndose en la final después de jugar un partidazo en semifinales contra Peter Nicol.
Paralelamente al torneo principal se disputó el primer Spanish Junior Open, en el que hubo mas de 100 jugadores/as inscritos. Y nuestros junior fueron los grandes dominadores. Borja Golán ganó el título en sub-12, Alberto Manso en sub-14 y Jonathan Portugal fue finalista en sub-16. Y las chicas lo coparon todo; Marta Ripoll, Elisabeth Sadó y Lucía Nieto fueron las vencedoras del sub-16, 14 y 12 respectivamente. Antes de la final masculina del World Open, se disputó un partidillo de dobles a cargo de Adarraga, Anthony Hill, Chris Walker y Adrian Davies, que hizo las delicias de todos los que estábamos allí, ya que las risas y las acrobacias con la bola abundaron por doquier. Tengo la imagen grabada en la mente de uno de ellos tirado en el frontis boca abajo al lado de la chapa, pidiendo clemencia mientras los otros golpeaban la bola a escasos centímetros de su cabeza. Un espectáculo.
Pero no sería justo hablar solo de las bondades del torneo. También debemos comentar los fiascos y lo que eso supuso para el futuro del squash español. A nivel organizativo si bien la afluencia de público en las últimas rondas se acercó a las 3.000 personas, y que hubo buenos patrocinadores, ese torneo dejó un gran agujero económico y destapó muchas carencias. La cobertura de los medios de comunicación fue pésima y hubo muchas carencias de instalaciones. El presupuesto inicial era de 70,5 millones de las antiguas pesetas, (423.000 €), y un retorno previsto de 73 millones, lo que dejaba, a priori, beneficios. Pero hubo un déficit de 18 millones de pesetas, multitud de demandas por parte de varias de las empresas contratadas para la organización del campeonato y una imagen pésima de la federación española, ya que el presidente, Ángel Manso, que relevó a Cesar García en septiembre del 93, alegaba que la federación no tenía dinero para atender dichas demandas.El CSD tuvo que intervenir en aquel entonces para mediar en esta situación concediendo un crédito a la federación española para poder afrontar sus deudas. Aquello fue uno de los primeros pasos del declive del squash en nuestro país que sufrimos en la segunda mitad de los 90. A final del 94 surgió una polémica con la selección femenina, dando como resultado varias de nuestras mejores jugadoras sancionadas sin licencia durante un año, y también se culpó a la federación de la falta total de apoyo al squash femenino. Afortunadamente la situación se desbloqueó con la dimisión de Ángel Manso en junio del 95 y la puesta al frente de la federación por parte de Alfonso Avilés, vicepresidente con Manso. En esa fecha se firmó un pacto entre todas las federaciones territoriales y las juntas gestoras para desbloquear la situación y empezar a trabajar todos juntos por la mejora de nuestro deporte. Este artículo de la historia del squash en España no estaría completo sin hacer mención a estos hechos que tanto daño hicieron al squash español.
Volviendo al apartado deportivo, Albert Codina se proclamó campeón de España en el 95 y el 96 después de vencer a Adarraga y Montserrat respectivamente, y éste último conseguiría el cetro en 1997 tras vencer a Salva Miró en Lugo por 3/1.
Adarraga se despidió del squash español en 1995, en el I Memorial Pelayo Arias celebrado en el club Atlas de Oviedo. A partir de entonces, Agustín regresó a Australia donde fijó definitivamente su residencia.
Cabe destacar también la presencia en nuestro squash de dos jugadores que representaron a España en los años 90. El hispano-egipcio Nasser Tawfik jugó con la selección en varios torneos internacionales en la primera mitad de los 90, y el hispano-inglés Michael Puertas representó a España en la segunda mitad, alcanzando el top-50 de la PSA en 1996. Curiosamente, también jugó con la selección americana en 2006.
En el apartado junior, nuestros jóvenes dominaban el panorama europeo. España se proclamaba subcampeona de Europa en categoría sub-16 en 1995, con Alberto manso, Jonathan Portugal y Elisabeth Sadó, la cual dominaba también en su categoría a nivel europeo. Asimismo Manso conseguía el título nuevamente en el Spanish Junior Open del 95, al imponerse en la final a un viejo conocido de todos nosotros, Amir El Samahy.
Y volviendo a la categoría absoluta, Codina volvía a hacerse con los campeonatos nacionales de 1998 y 1999, tras derrotar a Salva Miró y Oriol Salvia respectivamente, para luego dar paso al campeonato de España que conseguiría Alberto Manso en el 2000 frente a Victor Montserrat.

 
CONTINUARÁ...


(Campeones de España por Equipos con el Malibú de Sabadell)



(Campeonas de España por Equipos : Nuria Salvià, Natalia Meneu e Izaskun Uriarte)


(Plata en el Europeo Junior 1995)

Escrito el  13 Abr 2016 15:24 en Historia del Squash Español  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

Historia del Squash Español VI.

Historia del Squash Español VI.

Érase una vez...

POR RUBÉN BOLADO...


Como decía, estamos en 1988 y el squash está en pleno "boom”. Los clubes, las pistas, los federados y las competiciones se multiplican por todo el país. Hace muy poco que se han abandonado las raquetas de madera y ya tenemos numerosas marcas nacionales e internacionales de equipamiento para squash, que, con la introducción de los materiales modernos para las raquetas, (aluminio, grafito, kevlar, boro, cerámica, etc), nos ponen a todos las cosas un poco más fáciles. Creo que todos los que jugábamos por esa época hemos poseído una de las míticas "Balance”, marca nacional que apostaba por muchos de los buenos jugadores/as del momento, Albert Torras o Lali Valls por ejemplo. Incluso sponsorizó durante una o dos temporadas al campeón del mundo junior del momento, un tal Jansher Khan. A esta marca se le unen Fukuda, Unsquashable, Wilson, Donnay o Dunlop y su indestructible Max 500. Por cierto, nuestra bola oficial en esa época era la Merco de doble punto amarillo. Todavía faltaban algunos años para que se instalase definitivamente la Dunlop, e incluso la bola Fukuda fue la oficial de la federación uno o dos años, a continuación de la Merco.
En el 87, Pedro Riviere gana su último campeonato de España teniendo como contrincante a Albert Torras, ya que en el 88 Agustín Adarraga ya está plenamente afincado en nuestro país, juega su segunda final del campeonato nacional después de aquel intento fallido del 79, y bate claramente a Riviere por 3/0 en el Squash Barcelona.
Ya tenemos a una nueva generación de jugadores en lo más alto del ranking, e incluso consiguiendo buenos resultados a nivel europeo en las competiciones por equipos. En el año 89 los chicos ganan la International Cup en Elche y las chicas, con las ya consolidadas Lali Valls y Montse Corona, además de Angels Torras y Elena Sánchez, consiguen el tercer puesto; y en el campeonato de Europa por equipos los chicos se clasifican en un gran sexto puesto y las chicas en el onceavo, destacando el gran papel de nuestro seleccionador, Santi Nieto. Por cierto, en la International Cup se estuvieron retransmitiendo los partidos por la radio, ahí es nada.
Tenemos un gran calendario de competición con más de 60 torneos al año, y eso sin contar los torneos de los junior, e incluso un ranking de los jugadores extranjeros afincados en nuestro país, que podían jugar los llamados "Open Nacionales”, p.ej los Open Abascal, Palestra, Abasota o Ahmara, dominado por Jonas Gornerup, Barry Sutherland y Tony Griffin. Incluso Stuart Davenport, en el top 5 mundial, y Peter Marshall, subcampeón del mundo en el 94 venían a jugar esos torneos a nuestro país, atraídos por la buena dotación económica de los premios.
Hay multitud de pruebas de los circuitos Ballantine´s y Rank Xerox, aunque este último solo se celebraría los años 88 y 89. Precisamente este año fue el primero en el que Albert Codina se proclamaría campeón de España absoluto, derrotando a Salva Miró en la final. Codina ya había conseguido dos entorchados en los años 87 y 88 en categoría sub-21, y ese año 89 también se proclamaría campeón sub-23, dando paso a una gran rivalidad y alternancia en los títulos nacionales absolutos con Adarraga. Este se volvería a hacer con el título en el 90 y lo perdería nuevamente en el 91 a manos de un inspiradísimo Salva Miró, que consiguió vencer a Adarraga en semifinales y a Codina en la final por un ajustado 3/2 y parcial de 15-12 en el quinto juego después de más de hora y media de partido. Destacar que Adarraga en ese momento ocupaba el puesto 24 del mundo, lo que no hace sino aumentar el valor de lo conseguido por Miró ese año.
En el lado femenino, Lali Valls ganaría en 1990 su último campeonato de España. Decidió retirarse de la competición a finales de año y no jugar el Master´s Ballantine´s, con lo que dejó el camino libre para su gran rival y sucesora, la canaria Elena Sanchez, que se alzaría con dicho trofeo contra una ya incipiente Natalia Meneu. Además de esta, otra gran generación de jugadores junior venía pegando muy fuerte. César Benitez conseguía los títulos de sub-19 y sub-21 en el 89 y 90 respectivamente, siguiéndole después Alberto Roca y otros grandes como Pablo Amorós, Víctor Montserrat, los hermanos Fernando y Javier Sanchez Viñes, Angels Ripoll, Maria Saez, un jovencísimo David Vidal que ganaba el entorchado en sub-12 en el año 1990 contra otra gran promesa, Jonathan Portugal, o Ito Dominguez, que hacía lo propio en el sub-16. Cabe destacar que la ilicitana Vanessa Esteban, con tan solo 11 añitos, conseguía esa temporada hacerse con los títulos nacionales de sub-12 y sub-14, y llegar a la final en sub-19, algo increíble para su corta edad. Con estos jugadores, el futuro estaba asegurado.
En el apartado de material se produce una "revolución” en las raquetas de la mano de la marca Prince, que a finales del 90 y principios del 91 introduce en el mercado sus raquetas "Extender”, con la famosa cabeza alargada en forma de lagrima, lo que supone un cambio radical en las prestaciones de las raquetas y la forma de jugar. Repasando fotografías de esa época, la gran mayoría de los jugadores tenía una Prince Extender en sus manos. A finales del 91, todas las demás marcas tenían ya en sus catálogos raquetas de este tipo, y ese estándar en la forma de la raqueta es el que ha llegado hasta nuestros días.
A nivel federativo, Juan Zurita deja la presidencia de la federación española en noviembre de 1992, sustituyéndole el asturiano Cesar García, y ese mismo año la federación solicita a la PSA la organización del campeonato del mundo del 94 para la ciudad de Barcelona.
El año 1992 indudablemente fue el mejor año para la carrera de Adarraga. Conseguiría el título de Campeón de Campeones en Andorra, derrotando a Lucas Buit por 3/0, y sorpresivamente llegaría a semifinales del campeonato del mundo en Johannesburgo, perdiendo con él a la postre vencedor, Jansher Khan, por 3/1 tras 92 minutos de partido. Todo esto le valió alcanzar el puesto 11º  en la clasificación mundial, el ranking más alto que conseguiría. Ese año también daría comienzo su serie de tres campeonatos de España seguidos, hasta el 94 inclusive.
Y en el 94, el mundial en Barcelona…


CONTINUARÁ…


Arriba Oriol Sálvia, Albert Codina e Izaskun Uriarte. Abajo Elizabeth Sadó, Toño Crespo/Eduardo Palanca y David Vidal.

Escrito el  12 Abr 2016 9:23 en Historia del Squash Español  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

Historia del Squash Español V.

Historia del Squash Español V.

Érase una vez...


POR RUBÉN BOLADO....


Hola a tod@s. Mi nombre es Rubén Bolado y tengo la grata tarea de escribir la segunda parte de estos artículos dedicados a la historia del squash en España.
Después de descubrir los orígenes del squash en nuestro país de la mano de la gran Concha Galatas, haremos un repaso por la que muchos consideran la época dorada de nuestro deporte, desde mediados de los años 80 hasta finales de los 90.
A pesar de la gran difusión que estaba obteniendo el squash en nuestro país y del gran trabajo realizado por la federación nacional, España no disponía de una figura de talla mundial que ayudase a dar el empujón definitivo que necesitábamos, por lo cual la federación española decidió seguirle los pasos a aquel niño que con 12 años había jugado la final del primer campeonato de España en el 79. En 1985, Agustín Adarraga recibía en su casa de Australia una carta de la federación pidiéndole que jugase con el equipo español en los campeonatos de Europa que se iban a celebrar en Barcelona. Me atrevería a decir que este fue uno de los grandes alicientes para que el squash nacional despegase a nivel internacional, además de los grandes apoyos que se recibían desde las federaciones catalana y madrileña, con un ingente número de aficionados y federados y una mentalidad muy fuerte en apoyo a la profesionalización de este deporte.
Estamos a mediados de los 80, y en nuestro pais ya existen mas de 1000 pistas y 285 clubes dedicados al squash. Perico Riviere ganaba con autoridad los campeonatos de España de los años 85, 86 y 87, y se alternaba de vez en cuando en el nº 1 del ranking con Javier Pellón, (hoy día propietario de la cadena de gimnasios Metropolitan). A su vez, en féminas, Lali Valls hacía lo propio coronándose campeona de España cinco años consecutivos, del 86 al 90, y alzándose hasta el puesto 22 de la clasificación femenina mundial, la WISPA.
El squash ya había despegado definitivamente y las grandes marcas daban fe de ello apostando fuerte en multitud de torneos del calendario. Incluso contábamos con dos revistas especializadas en nuestro deporte, Squash Magazine y Rackets, esta última conjuntamente con el padel. En 1985 Ballantine´s comenzaba con su circuito, sus pruebas regionales, nacionales y máster hasta el año 91, Rank Xerox organizaba otro circuito en los años 88 y 89, y se disputaban numerosos torneos internacionales que atraían lo mejor del squash europeo: International Cup en Elche, Open Palestra, Open Abascal Phillips, Open Internacional Ciudad de Oviedo, Open Internacional femenino Abasota, y nuestro máximo exponente, el Spanish Open, que comenzó su andadura en 1986 y al año siguiente ya estaba entre los tres torneos mejor dotados económicamente del calendario internacional, con 50.000 $ en premios, todo un dineral para la época.
En el apartado federativo, Eduardo Góngora dejaba la presidencia de la federación española en el 89, después de 10 años en el cargo, sustituyéndole Juan Zurita.
También en estos años tuvieron lugar cambios muy importantes a nivel normativo. En el año 1988, desde la federación internacional se decidía cambiar y adaptar las normas para hacer el squash mas  atractivo y vistoso para el espectador y la TV. Se cambia el sistema de puntuación antiguo de 9 puntos con cambio de saque por el de 15 puntos sin cambio. Se modifica asimismo el descanso entre juegos y se baja la altura de la chapa 5 cms, unificando así las normas en todas las federaciones mundiales, ya que en los USA y en algunos países sudamericanos se sigue jugando con la bola dura y la pista mas larga y estrecha. Con estos cambios se pasa a jugar ya con bola blanda y las mismas normas en todo el mundo. En nuestro país estos cambios se producirían a lo largo de los años 88, 89 y 90.
Corría el año 1988 y el squash en nuestro país ya estaba en pleno auge. A las antiguas figuras del panorama nacional les sustituía otra generación de grandísimos jugadores que obtendrían grandes resultados a nivel nacional e internacional y que marcarían claramente una época. Al ya mencionado Agustín Adarraga se unirían otros como Salva Miró, Kiko Martinez, Ignasi Perez, Xavier Adarraga, Cesar Benitez, Elena Sanchez, Angels Torras, Nuria Sálvia y la "saga de los Albertos”, Codina, Torras, Loren y Matalobos, todos ellos dirigidos en el combinado nacional por Santi Nieto.


CONTINUARÁ...


 En la foto de la selección del año 90, de izda.a dcha. y de arriba a abajo, Agustin Adarraga, Albert Codina, Salva Miró, Albert Matalobos, Ignasi Perez y Albert Torras. Abajo Lali Valls, Elena Sanchez, Santi Nieto (seleccionador), Angels Torras y Nuria Salvia.

Escrito el  11 Abr 2016 15:51 en Historia del Squash Español  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo... 

Historia del Squash Español IV.

Historia del Squash Español IV.

Érase una vez........

POR CONCHA GALATAS...

Creo que no podemos pasar por alto el grueso de jugadores y jugadoras, que si bien no llegaron a ser internacionales esos años eran el alma del squash, jugadores como  Manolo de la Guardia, Jose María Rogers, los tres hermanos Riera, Tino Pombo, Federico Barreras, Borja Bergareche, Eduardo Palanca,  Teresa Casado, Eli Trallero, Mónica Espadaler…todos ellos, con otros que seguro que me dejo en el tintero y espero que me perdonen, formaban el grueso de los campeonatos de aquellos años.  Por detrás venían pegando los más jóvenes: Albert Torras, Kiko Martinez, Albert Matalobos, Ángels Torras  y los aún más jóvenes Cesar Benitez, Albert Roca, Fernándo Sánchez, Pablo Amorós, Oriol Salvia, los hermanos Monserrat,Ito Domínguez, Izas Uriarte y por supuesto Elena Sánchez que ya empezaba a destacar claramente entre las chicas.
En Can Melich se organizó por primera vez un Open Internacional en el que participaron varios jugadores de primera línea. Allí pagamos la novatada. Las pistas estaban barnizadas, los jugadores se resbalaban y se negaron a jugar. Con la eficacia que caracterizaba al equipo de Can Melich (Paco Vega ya asomaba por allí), se lijaron las pistas durante la noche y el campeonato empezó a la mañana siguiente con unas pistas en perfecto estado. La puesta de largo del squash español a nivel organizativo fue el campeonato de Europa que se organizó en Can Melich en 1985. Tiramos la casa por la ventana, conseguimos el patrocinio de la colonia DrakkarNoir y el campeonato fue todo un éxito. Después vendría el primer Open de España con el que se inauguró el Castellana Squash en febrero de 1986  y que fue todo un acontecimiento. Los mejores jugadores del mundo acudieron a esta cita y estos campeonatos que se volvió a celebrar en años sucesivos se hizo famoso por lo bien que se trataba a los jugadores y lo bien que lo pasaban. El gran Jahangir Khan no faltó y en años sucesivos pudimos ver finales espectaculares como la jugada entre Jahangir Khan y la figura emergente, su compatriota Jansher Khan. Se llegó a conseguir incluso que televisión Española retransmitiera las finales con Matias Prats, nada menos.
Y no quiero terminar la historia de esta época del squash sin citar a otro protagonista fundamental que hizo que muchos de nuestros proyectos se hicieran realidad: Antonio Martinez Reche que con su inseparable Paco, que en paz descanse, nos acompañaron desde el principio haciéndose cargo de la parte más necesaria: el patrocinio. Ballantines, a través de Domech, fue nuestro maná. Patrocinaban el circuito y siempre estaban allí con su apoyo, su cariño sus chistes geniales, con lo que hiciera falta. Gracias Antonio.
En los 7 años transcurrido entre la comida que organizara Jesús Govantes  y el Open Internacional del Castellana Squash ocurrieron tantas cosas que es difícil ordenar tantos buenos recuerdos de tanta gente estupenda, sana, deportista para los que el squash significó mucho durante unos años de su vida. A todos gracias por esos maravillosos años.


CONTINUARÁ.......


Jose Manuel Corrales, recientemente fallecido. DEP.


1985. Europeo de Barcelona. Chacho Dominguez (Cap), Pedro Riviere, Juan Luis Ivars, Jose Miguel Pombo, entrenador inglés, Agustín Adarraga, Jose Luis de la Guardia, Javier Pellón, abajo, Olga Cuenca, Alicia Choperena, María Bachs, Santi Nieto, Concha Galatas (Cap.) Asun Zamora, Lali Valls.

Escrito el  7 Abr 2016 9:23 en Historia del Squash Español  -  Enlace permanente
0 Comentarios Seguir leyendo...